Chancho en piedra y feliz 18!

Las fiestas patrias de Chile ya están aquí y eso me encanta!!!

Soy de esas personas que de pequeña izaban la bandera de casa cantando el himno nacional, que llenan el patio de ramas para que parezca fonda y no se hacen de rogar para bailar un pie de cueca. Tengo tantos buenos recuerdos de los 18’ compartiendo con mi familia… que este año pretendo seguir generando más.

Desde pequeña también, me ha gustado mucho untar el pan en el jugo que queda del tomate y por eso el chancho en piedra es perfecto para mí. Así pues, dejando atrás rivalidades entre el pebre y el chancho en piedra (porque no son comparables), les invito a realizar esta preparación tan típica y tan sencilla que me parece ideal para compartir junto a la parrilla en estas fiestas.

chancho en piedra

INGREDIENTES

3 tomares maduros

2 dientes de ajo pequeños

Ají verde (cantidad necesaria según resistencia a lo picante)

Sal gruesa (cantidad necesaria)

Pimienta negra y aceite

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Pela y corta los tomares en cubos grandes.

Pon en la piedra la sal gruesa, el ajo y el ají, cháncalos para formar una pasta. Agrega el tomate y continúa chancándolo hasta conseguir la consistencia deseada. Alíñalo con aceite y pimienta.

tortilla de rescoldo con chancho en piedra

Una rica tortilla de rescoldo es el acompañamiento perfecto.

Felices fiestas para todos!!!

Si quieres ver el “Especial de  recetas chilenas” pincha aquí.

cocina chilena

Berlines de Sewell

berlines

Participación en el desafío de BRBC para celebrar Día de la Cocina Chilena el 15 de Abril.

Esta es una de las preparaciones que sin duda tiene más historia en mi familia por parte materna. Han pasado más de 40 años desde que mi madre, siendo una niña pequeña, salía  vender los berlines que preparaban mis abuelos por “La Junta” y “Los sesenta”  en Sewell. Me han contado tantas historias de aquellos años y  comí tantas veces los berlines de mi tata y mi abuelita Trini (que llenaban, literalmente, la mesa de la once) que me decidí a hacerlos yo. Y aunque creo que jamás me quedarán  tan ricos como los que hacían ellos, sirven hoy para volver a recordar las raíces familiares y disfrutar de esas preparaciones tan típicas nuestras. Los vecinos del edificio 227 quizá aún los recuerden…

Autor: Guillermo Aguirre, www.imagenesdesewell.cl

Escaleras de sewell, Autor: Guillermo Aguirre, http://www.imagenesdesewell.cl

Minero de El Teniente, Autor: Guillermo Aguirre, http://www.imagenesdesewell.cl

sewell, Autor: Guillermo Aguirre, www.imagenesdesewell.cl

Sewell, Guillermo Aguirre, http://www.imagenesdesewell.cl

INGREDIENTES para 12 unidades pequeñas:

Para la masa:

500g de harina

1 cucharada de levadura seca granulada

4 cucharadas de azúcar

1 ½ taza de leche tibia aproximadamente

100g de mantequilla o manteca

2 yemas de huevo

1 cucharadita de semillas de anís

1 cucharadita de esencia de vainilla

Para el relleno:

Crema pastelera o manjar a gusto.

SECUENCIA DE PREPARACIÓN:

Mezcla en un bol pequeño la 1 taza leche, el azúcar, agrega el anís, la vainilla y las yemas, revuelve para que se integren bien (reserva la leche restante para después).

Pon la harina y la levadura seca en un bol grande, agrega la mezcla preparada anteriormente y la mantequilla derretida. Amasa todo muy bien durante unos 10 minutos hasta conseguir una masa blanda y elástica que no se pegue en las manos ni en la mesa, agrega más leche si hace falta.

Divide la masa en bolitas, ovíllalas y déjalas fermentar por 30 minutos.

Fríelas en abundante aceite a temperatura media, para que se doren por fuera y se cocinen por dentro. Tendrás que girarlas a media cocción.

Escúrrelas bien con papel absorbente, deja que se enfríen y ya puedes rellenarlos como quieras. Nosotros acostumbramos comerlos con una mezcla de manjar y crema pastelera.

Para servirlos, espolvoréalos con abundante azúcar flor.

Desde aquí envío un cordial saludo para todos sewellinos y sewellinas, especialmente a mis padres Rosa y Luis. 

Pebre

En este especial de comida chilena no podía estar ausente esta sabrosa salsa tan típica nuestra. Y sencillamente porque “casi todo queda más bueno con pebre” será inevitable que te lo encuentres por las fondas o las casas de los amigos y familiares.

Si quieres prepararlo para estas fiestas, toma nota de las siguientes sugerencias, para un pebre que será el perfecto compañero de los choripanes, las empanadas, el pan amasao’ y muchas cosas más.

INGREDIENTES

3 tomates maduros

1 cebolla ó 2 cebollines

2 dientes de ajo pelados

1/3 manojo de cilantro picado, o si prefieres puedes utilizar perejil

pasta de ají, cantidad deseada

aceite

condimentos: sal, pimienta negra

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Pela los tomates y córtalos en cubos pequeños. Haz lo mismo con la cebolla o los cebollines. Machaca los dientes de ajo y únelos con el tomate, la cebolla y el cilantro.

Ahora es el momento de aliñar el pebre con el aceite, la pasta de ají y los condimentos. Yo siempre voy poco a poco con la pasta de ají… y tengo a mano un trozo de pan para ir probando.

Presenta el prebre el los librillos de greda y le darás un toque especial a tu mesa “diciochera”.

Empanadas de machas

Dedicadas a Susan, Carlos, Bruno y Máximo, por todas las cosas ricas que como siempre que los visito y todo el amor que nos tenemos.

Estas empanadas están deliciosas y son perfectas para picotear mientras se espera que esté listo el asado. Para facilitarnos un poco el trabajo, ya que por estas fiestas siempre hay muchos invitados y mucho que cocinar, he propuesto hacerlas pequeñas y de esa masa ya preparada que venden en la mayoría de los supermercados.

Si deseas una masa hecha en casa puedes ver la receta en “empanadas de pino”.

INGREDIETES

1 paquete de masa de empanadas (16 unidades)

300-350 g de machas limpias, sin concha.

1 cebolla cortada en cubos

2 dientes de ajo

biboulette o cilantro

condimentos: sal, pimienta negra, un toque de merken, creo que le pongo merken a todo! 🙂

1 huevo batido

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Sofríe la cebolla y el ajo. Cuando la cebolla ya esté transparente agrega las machas y los condimentos, continúa la cocción y finalmente incorpora un toque de ciboulette o cilantro. Deja que esta preparación se enfríe para poder rellenar las masas de empanadas.

Forma las empanadas ayudándote para unir la masa con un poco de agua.

Píntalas con el huevo batido y llévalas a un horno moderado hasta que estén doraditas y la masa crujiente.

Empanadas de pino

Las fiestas patrias ya están aquí y cómo no hacer un pequeño especial de comida chilena…

Creo que el exponente más representativo de nuestros platos típicos “diciocheros” es la empanada de pino, jugosa y recién sacada del horno de barro, que delicia!!! Si hasta el día siguiente están buenas, calentadas en el tostador, medias quemaditas…

empanadas de pino

Recetas hay muchas, tantas como “hacedores de empanadas”, pero este es mi humilde intento por igualar las fantásticas empanadas de pino de casa; hechas por las benditas manos de mi madre siguiendo la receta de mi tata… A ver si con un buen mordisco consigo volver a esos días en que hacíamos nuestra propia fonda en el patio, mi tata traía su tablón de madera para amasar, los días en que estábamos todos, cada uno con su función para ayudar en algo y yo decorando la fonda y comiéndome las aceitunas.

 INGREDIENTES para 18 a 20 unidades

Para la masa

1 kg de harina

100 gr de manteca

agua (unas dos tazas aproximadamente)

sal (cantidad necesaria)

Para el relleno

800 gr de carne de vacuno molida

6 cebollas cortadas en dados

condimentos: sal, comino, ají de color, pimienta negra, merken, etc.

5 huevos cocidos y cortados en cuartos

un cuarto de kilo de aceitunas negras

pasas (opcional)

 Para la dora

un huevo batido

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Primero debes realizar el pino, ya que esté debe estar frío cuando rellenes las empanadas. Sofríe en una olla la cebolla, cuando ya esté transparente agrega la carne y los condimentos, continúa la cocción hasta que ya esté todo listo. Hay quienes le agregan una cucharadita de maicena o harina para espesar el líquido que queda, yo dejo que las pasas se hidraten en este líquido, por lo que las incorporo al final de la cocción.

Para realizar la masa, funde la manteca, y prepara una salmuera con el agua caliente y la sal, deja que ambas cosas se templen, tienen que estar tibias. Pon en un bol grande o directamente en la mesa, la harina. Haz un agujero en el centro y agrega la manteca y la salmuera, trabaja con tus manos la masa hasta que esté bien unida, no se debe pegar en las manos ni en la superficie, amasa con cariño unos 5 a 10 minutos y deja que descanse la masa.

Sepárala en 18 ó 20 bolitas y con la ayuda de un rodillo estíralas lo más circular que puedas (esto a mi tata y a mi mami les iba de maravilla). Una vez que tengas los círculos de masa distribuye el sofrito de la carne, los huevos y las aceitunas. Para ayudar a que cierren bien, unta un poco de agua por los bordes de la masa y forma las empanadas.

Píntalas con la dora y hornéalas a temperatura fuerte unos 20 minutos.

 Si estirar la masa de forma circular te complica, toma más masa, estírala y luego córtala usando como molde un plato.

Chupe de jaibas

“La cocina es un arte de improvisación” dice mi cuñado mientras intenta ponerle gramos a la receta que siempre ha hecho “al ojo”. Afirmación nada más cercana a la realidad, puesto que muy pocas veces al cocinar nos regimos por normas exactas y pesamos cada ingrediente (esto marca una diferencia entre la cocina y la  pastelería). Por eso es que te animo a cocinar libremente, a adecuar las recetas a tus gustos o los de tu familia, a fin de cuentas eso es lo que yo hago siempre, tomar lo bueno de lo que aprendo aquí y allí e intentar dejarlo aún mejor.
 La receta que presento me la ha enseñado Carlos, y está tal cual él la realiza (es inmejorable) jaja, es una preparación que me encanta: sueve, cremosa y llena de sabor.
Prepárala en porciones individuales y verás que bien queda en tu mesa un fin de semana con buena compañía.
INGREDIENTES para 4 personas.
400 a 500 gr carne de jaiba limpia
1/2 cebolla cortada en dados
1 ó 2 dientes de ajo machacados
10 rebanadas de pan de molde blanco
200 ml de leche
1 1/2 paquete de queso rallado
200 ml de crema
condimentos: sal, pimienta negra, merken, cilantro,pimentón (morrón)
SECUENCIA DE PREPARACIÓN
Pon las rebanadas de pan en un bol y cúbrelas con la leche, puedes agregar un poco más de leche si hace falta. Deja que el pan se remoje durante unos 5 minutos y luego elimina el exceso de leche.
Sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén bien cocidos. Agrega la carne de jaiba, el pan, los condimentos y un sobre de queso rallado (cuidado con la sal! Que el queso rallado ya contribuye bastante) a continuación incorpora  la crema y mezclalo bien, si esta muy líquido debes dejarlo reducir un poco. Rectifica sabores.  Ponlo en moldes apropiados para el horno. Espolvorealos con el resto del queso rallado y llévalos a un hono fuerte por aproximadamente 15 minutos.
Sirvelos bien calentitos y disfrutalos!!!

 

Lomo a lo “pobre”

Creo que los 3 ó 4 kilogramos que he ganado desde que estoy en Chile no han sido en vano. Volver a mi tierra me ha significado volver a la comida chilena, el problema es que como las vacaciones no son tan largas, he tenido que concentrar en pocos días todas las comidas que no probaba desde hace dos años, conclusión: la barriga disfruta pero crece y crece!!!

Si eres de aquellas personas que no se intimidan frente a un suculento e hipercalórico plato, te invito a probar este apetitoso “Lomo a lo pobre”; carne de ternera en su punto, crujientes patatas fritas, huevos y cebolla caramelizada, todo frito por separado y presentado con las yemas de los huevos jugosas, semi-crudas. La única complejidad que implica esta preparación es tenerlo todo a punto en el mismo momento, por eso te recomiendo empezar a freír en este orden: cebolla, patatas, carne (un bistec delgado) y huevo… Si el trozo de carne que utilizas es más bien grueso, entonces será esto lo primero que pongas a freir.

Una ración contundente para una persona implica: 300 g de carne, 2 huevos, 1 cebolla pequeña y todas las papas fritas que quieras…

Si bien es cierto el origen de este platillo es incierto, hay fuentes que dicen que como de “pobre” no tiene nada, simplemente se deriva de una mala traducción de boeuf au poivre (ternera a la pimienta en francés). Sea esta la verdadera historia de este plato o no, un lomo a lo pobre no deja indiferente a nadie y está buenísimo en estos días de invierno chileno.
Esta fue mi comida de hoy en San Fernado por $3500, menos de 5,5 euros.

Sopaipillas pasadas

Las sopaipillas son una preparación invernal típica chilena y si bien es cierto no son nada de “Light” son parte de mi dieta cuando estoy por estos lados del mundo… En casa tenemos la tradición familiar que si llueve y mi madre se moja tenemos sopaipillas para merendar, así que de pequeños entre los hermanos llevábamos a la fuerza a mi madre al jardín y la manteníamos allí un momentito para que algo de agua le cayera… Esta es una de las preparaciones que me llena de recuerdos, de pequeña haciendo los agujeritos con un dedo, de guardarlas en chancaca de un día para otro, de cuando mi hermana nos descubrió lo deliciosas que eran con palta (aguacate) y mostaza, en fin para que esto no se alargue mucho les dejo la receta de mi madre con las sopaipillas que comimos la semana pasada.

 

INGREDIENTES

Para la masa de sopaipillas (25 unidades):

1 kg de harina

300 g de zapallo

100 g de manteca

1 sobre de levadura seca (granulada)

Sal a gusto.

Aceite para freír

 Para la Chancaca:

1,5 litros de agua

1 pan de chancaca

3 cucharadas de harina o maicena disueltas en un poco de agua.

Canela en rama

Clavo de olor

Piel de media naranja

SECUENCIA DE PREPARACIÓN:

Debes quitar la corteza del zapallo y hervirlo con sal hasta que esté blando, reserva el agua de cocción para posteriormente hidratar la masa. Funde la manteca en una sartén pequeña o en el microondas. Cuando la manteca y el zapallo estén lo suficientemente tibios para manipularlos sin problemas podrás empezar a hacer la masa. Pon en un bol la harina  y la levadura, agrégale el zapallo hecho puré y la manteca, amasa hasta conseguir una mezcla homogénea, si la masa está muy seca puedes incorporar agua de la cocción del zapallo. Extiende la masa y córtala en círculos, hazle tres agujeros y fríelas en aceite hasta que estén doradas.

Para preparar la chancaca disuélvela en el agua caliente y  agrégale la canela, el clavo y la piel de naranja. Hiérvela por 5 minutos y  agrega la harina para que espese. Pon en esta salsa las sopaipillas ya fritas y déjalas hervir unos 5 minutos (pasar las sopaipillas) y violà! Así se hacen las sopaipillas pasadas, deliciosas es mismo día y perfectas para mí al día siguiente.

Haciendo la masa de las Sopaipillas

Dándole forma a las sopaipillas

Friendo las sopaipillas

Pasando las sopaipillas por chancaca

La versión salada con palta y mostaza.

Oui Oui

Oui Oui -Online Concept Store-

PicMonkey Blog

Tutorials, Tips and News from Your Favorite Photo Editor

El Agua a la Boca

Gastronomia Chilena, cocina mestiza y viajera / Gastronomie chilienne, métisse et voyageuse!

El sofa amarillo

diseñamos momentos

Baker Bettie

baking science, techniques, and recipes

Mirándola

Fantasy cakes & cookies.

El Oso con Botas

Encuentra las recetas de cocina que El Oso con Botas. Además, encontraras consejos, fotos del paso a paso y muchos consejos.

Secrets in my Shoes

A lifestyle blog by Desirée Heranz

LA VIDA Y SUS DETALLES

- Apología De Las Pequeñas Cosas -