Tiramisù

El tiramisù es el postre favorito de mi novio, un amante del café, los quesos y los dulces que brotan de mis manos, por lo que sonreía como un niño cundo veía que una fuente de tiramisù, que perfectamente alcanzaba para unas seis personas, era completa para él y no debía compartir ni las miguitas…

La verdad es que yo no le perdoné mi porción, después de todo una cocinera siempre tiene que asegurarse de la calidad que lo que prepara, o esa es la excusa que más utilizo jeje

Te dejo una receta muy simple para elaborar este suculento postre italiano originario de la región del Véneto, al noreste de Italia.

INGREDIENTES

2 huevos, separadas claras de yemas

3 cucharadas de azúcar

250 g de queso mascarpone

4 cucharadas de ron

Galletas de champagne, unas 20 unidades aproximadamente

1 taza de tu café favorito

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Bate las claras a nieve.

En otro bol bate las yemas con el azúcar, cuando estén bien firmes agrega dos cucharadas de ron y el mascarpone.  Mézclalo todo muy bien y finalmente incorpora las claras batidas con movimientos envolventes.

Por otra parte agrega las dos cucharadas restantes de ron al café y sumerge las galletas en esta preparación durante un par de segundos. Pon en un molde una base de las galletas hidratadas en café.

A continuación un poco de crema de mascarpone. Continúa con otra capa de galletas y finalmente una capa más de crema de mascarpone.

Para dar la terminación tradicional, espolvorea el Tiramisù con cacao amargo.

Este postre se debe refrigerar por lo menos unas 2 ó 3 horas para que tenga la consistencia apropiada.

Anuncios

Pionono Malibu

Es la primera vez que participo en el Círculo Whole Kitchen y me pillan justa de tiempo, pero aquí está mi humilde propuesta de este  típico pastel de Santa Fé que hasta ayer mis manos y mi paladar no conocían…

Como muchas veces no soy muy tradicional con mis preparaciones y últimamente tengo en casa unas cuantas latas de leche de coco, he adaptado la receta a mi propio Pionono Malibu, con un bizcocho emborrachado de ron y un relleno de crema de coco.

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Septiembre nos invita a preparar un clásico español, “Piononos”

 

INGREDIENTES

para el bizcocho:

3 huevos

3 cucharadas de azúcar

3 cucharadas de harina

Para el almíbar

150 ml de azúcar

150 ml de agua

Ron (cantidad necesaria)

Para la crema pastelera de coco

400 ml de leche de coco

100 ml de leche

3 yemas

50 g de maizena (harina de maíz)

50 g de azúcar

Para decorar

azúcar para espolvorear

30 gr de coco rallado tostado o virutas de coco

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Realiza primero la crema pastelera mezclando en frío 1/3 de la leche de coco con las yemas y la maizena. Por otra parte lleva a fuego fuerte los 2/3 de leche de coco con la leche “normal” y el azúcar. Cuando esta hierva agrega la mezcla de leche de coco, yemas y maizena. Remueve con el batidor de varillas hasta obtener la consistencia deseada. Tapa esta preparación con film, recuerda que el film debe estar en contacto con la crema para que no se cree esa desagradable película superficial.

Para realizar el almíbar, pon en una olla pequeña el azúcar y el agua, cuando ya haya hervido unos 5 minutos sácale del fuego y agrega el ron. Deja que se enfríe.

Ahora para el bizcocho, pon a baño maría los huevos (yema + clara) y el azúcar. Cuando ya se haya fundido el azúcar, bátelos hasta una consistencia espumosa tipo rubans. Fuera del baño maría agrega la harina cernida y mezcla de manera envolvente con una espátula. Extiende la masa sobre papel apropiado para hornear y llévalo a un horno moderado, 180ºC, durante unos 10 minutos.

Para montar los piononos, hidrata el biscocho con el almíbar, rellénalo con la crema pastelera de coco. Enróllalo y córtalo en trozos de unos 4 cm de espesor. Pasa estos pequeños rollitos por el almíbar con ron, esto le dará un toque de humedad y sabor delicioso! Distribuye sobre ellos un poco más de crema de coco, espolvoréalos con azúcar  y gratínalos con la ayuda de un soplete o placa de calor.

Decóralos finalmente con coco rallado tostado, virutas de coco o simplemente dale un toque especial con la ayuda de la manga pastelera.

No está tan mal para ser la primera vez… 🙂

Panna cotta de rosas

La Panna Cotta es un suave y fresco postre italiano originario del Piemonte. Significa literalmente crema cocida, y su nombre es muy obvio porque en realidad originalmente no era más que eso; crema cocida y una salsa de caramelo.

Actualmente es muy común encontrarla con sabor a vainilla y acompañada de una salsa de frutos rojos, me encanta! Pero para probar algo diferente, esta vez la he preparado en base a un ingrediente muy especial que compré en la tienda VIOKO, azúcar con sabor y perfume de rosas.

INGREDIENTES

Para la panna cotta:

250 ml de crema

250 ml de leche

80 gr de azucar de rosas (o normal)

5 g de gelatina sin sabor (igualmente puedes aproximar a un sobre)

Para los pétalos escarchados:

Pétalos de rosa

1 clara de huevo

media taza de azúcar normal

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Para escarchar los pétalos, quítalos con delicadeza, lávalos y sécalos bien con papel absorvente. Pásalos por la clara de huevo y luego por azúcar. Déjalos secar a temperatura ambiente hasta que estén rígidos.

Hidrata la gelatina sin sabor en un cuarto de vaso de agua, quedará completamente cuajada.

Mezcla en una olla la leche, la crema y el azúcar, caliéntala para que se disuelvan los cristales de azúcar, cocinala por 15 minutos sin que llegue a hervir.

Incorpora la gelatina a la mezcla de crema, mezcla bien y distibuye la preparación en los moldes.

Refrigera por lo menos una hora y al momento de servir decora con los pétalos escarchados.

Pavlova con crema y arándanos

Una de las cosas que no me cansaré nunca de disfrutar es el merengue, me encanta como queda despues de secarlo en el horno, dulce y crujiente. Muchas veces no tengo tiempo para prepararlo y termino comprando los discos que venden en el supermercado, pero para una pavlova como esta es ideal elaborarlo en casa.

 

INGREDIENTES

Para una base de merengue de 24 cm

3 claras de huevo

6 cucharadas soperas de azúcar.

jugo de 1/2 limón

Para el relleno

200 ml de crema para batir

ralladura de un limón.

Crema pastelera:

300 ml de leche

2 yemas de huevo

30 gr de maicena

80 gr azúcar

 Para decorar:

250 gramos de arándanos u otra fruta a elección

azúcar flor para espolvorear.

SECUENCIA DE PREPARACIÓN.

Para elaborar la pavlova realiza un merengue suizo poniendo las claras y el azúcar en un bol a baño maría. Cuando se hayan disuelto los critales de azúcar puedes empezar a batir las claras con tu batidora, hasta triplicar su volumen. Obtendrás un merengue firme y brillante. Sácalo del baño maría, agregalé el jugo de medio limón y sigue batiendo hasta que se enfríe.

Prepara una bandeja con papel apropiado para el horno y dibuja sobre este un círculo, ayúdate con un molde de tortas o un plato. Rellena este círculo con el merengue y dejalo secar en el horno a 50ºC durante una hora y media.

El relleno de esta pavlova está compuesto por dos partes, lo primero es realizar una crema pastelera, esta es una de las preparaciones básicas de pastelería, por eso la he puesto aparte, para verla pincha aquí..

La segunda etapa es batir la crema hasta que quede bien firme. Si la crema pastelera ya está fría puedes incorporar sobre esta la crema batida y la ralladura de limón con movimientos envolventes.

Pon el relleno sobre la pavlova y decora con los arándanos. Espolvorea con azúcar flor y disfruta de este delicioso poste.

La imprescindible crema pastelera

Si te gustan las tartas y las tortas verás que en muchas de las preparaciones se utiliza crema pastelera, es un comodín de la repostería el cual debe ser tu aliado.

La secuencia de preparación será siempre la misma y sólo cambiarán los gramajes según la cantidad de crema pastelera que necesites.

Para realizarla debes separar un tercio de la leche y mezclarlo con la maicena y las yemas. Por otra parte, pon el resto de la leche a calentar con el azúcar. Cuando esta hierva, agrega a la olla la mezcla de las yemas y bate con batidor de varillas o una cuchara de palo, continúa cocinando hasta que la crema espese (cuando enfríe estará aún más espesa). Pasa la crema pastelera a un bol, agrega la esencia de vainilla, mézclala bien y cúbrela con un film o bolsa plástica, estas deben estar en contacto directo para evitar que se forme una capa superficial. Mantén la crema pastelera en el refrigerador hasta su utilización. Y si luego te parece demasiado consistente puedes aligerarla con un poco de leche.

 

Las proporciones más comunes son:

500 ml de leche.

3 yemas de huevo.

100 gr de azúcar

50 gr de maicena.

Una cucharadita de esencia de vainilla.

Pero recuerda que muchas veces podrías necesitar reducir o aumentar la receta.

Soufflé au Chocolat

El libro que traje hace unas semanas de EHTB dio para mucho. Esta tarde con ganas de perfumar mi casa de chocolate (y probar luego obviamente) revisé mi despensa y mi nevera y me encontré con todo lo necesario para hacer un soufflé de chocolate… el primero de mi vida. Además la idea era hacerle un bautismo dulce a mis mini cocotte que hasta ahora solo conocían los gratinados variados, pero no habían estado ni cerca del  azúcar.

INGREDIENTES (para 3 mini cocotte y un poquito más)

100g de chocolate

60g de mantequilla

4 yemas

4 claras

50g de azúcar

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 180ºC.

Corta el chocolate y la mantequilla en trozos pequeños, fúndelos a baño maría. Ve removiéndolos y cuando ya estén integrados quítalos del baño maría y agrégale las yemas. Deja que se enfríe.

Monta las claras a nieve agregando poco a poco el azúcar hasta conseguir un merengue brillante y firme (este es el merengue francés = crudo).

Incorpora  suavemente y en tres tandas el merengue sobre la mezcla de chocolate con ayuda de una espátula.

Vierte la preparación en las mini cocotte u otro recipiente apto para horno. Rellénalos a ras, de hecho debes quitarle el excedente con una espátula.  El libro donde cogí la receta señala que para facilitar que el soufflé suba es necesario quitar unos 5 mm del borde del  recipiente donde se cocinarán. Hornea a 180ºC 15 minutos (cronometrados que resultan!!!)  y ya está!

Deliciosos la verdad…

Pancakes

Inmediatamente después de escribir que no tengo tiempo para cocinar, me retracto! Hacer estos pancakes no lleva más de 20 minutos y esos, un domingo por la tarde, sí que los tengo jeje. Sobre todo cuando me dan ganas de algo rico, fácil y rápido.

INGREDIENTES para 16 unidades pequeñas aprox.

1 ½ taza de harina

3 cucharillas de levadura química (polvos de hornear)

1 cucharada de azúcar

1 cucharilla de sal (quizá un poco menos)

1 ¼ taza de leche

1 huevo

3 cucharadas de mantequilla.

SECUENCIA DE PREPARACIÓN.

Pon la mantequilla en un cuenco pequeño y fúndela en el microondas. En un bowl pon la harina, el azúcar, la sal y los polvos, mézclalos bien e incorpora el huevo, la leche y la mantequilla derretida, une todo los ingredientes con la ayuda de un batidor de varillas. Calienta un sartén (idealmente antiadherente). Ponle un poco de mantequilla y forma los pancakes, cuando veas que se están dorando un poquito, dales la vuelta, espera a que se cocinen por el otro lado y sigan creciendo. Una vez listos podrás disfrutarlos acompañados de un sirope, miel, manjar (dulce de leche), mermeladas, etc… las opciones de verdad son muy amplias, en nuestro caso hasta rellenamos algunos de queso u otros los hicimos con chips de chocolate, siempre puedes ponerte creativa (o).

Charlotte de chocolate blanco

Aquí te presentamos una manera muy simple de realizar una Charlotte. En esta oportunidad con una mousse de chocolate blanco. Puedes cambiar el sabor de la mousse reemplazando el gramaje de chocolate por fresas por ejemplo… anímate a porbar!

INGREDIENTES

Biscochos (Galletas tipo champagne)

Para el mousse de chocolate blanco:

2 Claras de huevo montadas a nieve (en un bowl grande)

2 cuch. De azúcar glas (azúcar flor)

1 sobre pequeño de gelatina sin sabor (neutra)

150 gr de chocolate blanco fundido

400 gr de nata (crema de leche) fría

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Deposita los biscochos (galletas) por los laterales y el  fondo de tu molde. Cúbrelo lo mejor que puedas intentando dejar el mínimo sitio entre biscochos. Generalmente es necesario cortar los biscochos para que no sobresalgan del molde, recuerda dejar el extremo cortado en la base. 

Prepara la mousse

Hidrata la gelatina en polvo con un poco de agua a temperatura ambiente. Para fundirla puedes calentarla baño maría o simplemente ponerla en el microondas. Unos 30-45 segundos bastarán.

Agrega las 2 cucharadas de azúcar glas a la nata y móntala a ¾, esto es, hasta una consistencia espumosa, casi firme pero sin montar del todo.

Coge el bowl de las claras, y agrégales la gelatina bien disuelta, mezcla con la batidora de varillas. Agrega también el chocolate fundido y continúa batiendo. Cuando está bien mezclado. Incorporá la nata con la ayuda de una espátula (mezquino) con movimientos envolventes. Finalmente rellena el molde de galletas con esta mousse. Déjalo cuajar en la nevera y ya está!

Rollitos de canela

INGREDIENTES:

500gr de harina

22-25 gr de levadura fresca

1 vaso de leche

1 huevo

1 yema

80 gr de azúcar + 2 cucharadas para espolvorear

80 gr de margarina + 1 cucharada para fundir

2 cucharadas de canela molida

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Mezcla en un bowl la margarina, la leche y el azúcar. Calienta hasta se integre todo.

En otro bowl pon harina, la pizca de sal y en centro el huevo ligeramente batido más la levadura. Agrega la mezcla de leche aún tibia y amasa hasta que logres una consistencia suave. Deja que la masa fermente unos 20 minutos.

Estira la masa de forma rectangular, con 1 centímetro de espesor aproximado. Píntala con la margarina derretida y espolvorea 2 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de canela en polvo. Haz un rollo con la masa y córtala transversalmente, así conseguirás los “rollitos”. Déjalos fermentar 20 minutos, píntalos con la yema de huevo y hornéalos a 180ºC (en horno precalentado) hasta que se vean dorados.

Deja que se enfríen y decóralos como quieras. Una buena opción es preparar un glasé royal. Puedes bañarlos por completo o simplemente hacerle algunas líneas.

Si lo comes en los días siguientes puedes ponerlos unos segundos en el microondas y quedarán esponjosos. Para conservarlos también puedes congelarlos.

Pie de limón

Para los fanáticos del limón como yo esta es, sin duda, una receta que tienes que conocer. Para hacer el pie debes realizar tres preparaciones: la masa, la crema de limón y el merengue… el procedimiento puede parecer engorroso, pero el resultado será indudablemente fantástico; una masa crujiente, una crema de limón ácida y consistente y un merengue firme y brillante, ufff me encanta!

INGREDIENTES:

Para la masa “1:2:3”

100gr de azúcar flor

200gr de margarina

300gr de harina

Para la crema de limón:

400 gr de leche condensada

Zumo de 2 limones

Para el merengue “suizo”

2 claras de huevo

5 cucharadas soperas de azúcar.

SECUENCIA DE PREPARACIÓN:

Lo primero que debes realizar es la masa. Para ello mezcla en un bol el azúcar glas con la margarina y la harina, trabaja con un tenedor hasta que esté todo bien unido. Aprieta la masa con tus manos para formar una bola, no debes amasar. Extiende la masa en el molde para tartas y déjalo reposar en el refrigerador unos 20 minutos. Hornea la masa a 180ºC hasta que esté hecha y algo dorada. Deja que se enfríe.

El segundo paso es hacer la crema de limón, para ello debes batir la leche condensada y agregar poco a poco el jugo de limón. Conseguirás una textura firme y aireada.  Resérvala en el refrigerador hasta el montaje.

Finalmente para hacer el merengue suizo debes poner un bol a baño maría con las claras y el azúcar. Revuélvelas hasta que se disuelvan los cristales de azúcar y ahora es cuando debes empezar a batir. Las claras duplican o triplican su volumen quedando un merengue muy firme y brillante. Quítalo del baño maría y continúa batiendo hasta que se enfríe.

Para montar el pie de limón, pon sobre la masa la crema de limón y decora con rosetones de merengue. Siempre queda más bonito si dejas visible el borde de la masa. Para terminar, dora el merengue con ayuda de un soplete o en el horno.

Si te sobra masa puedes estirarla y cortar estas galletas, se hornean a 180º y están listas en un momento.

Pavlova de limón

Aunque su nombre suene un poco extraño, la pavlova no es más que una “canasta” de merengue seco que se puede rellenar con lo que te apetezca. Generalmente con nata montada  (crema de leche batida) y frutos rojos. Hoy, por hacer algo distinto utilicé una crema de limón. Y quedan deliciosas!!!

INGREDIENTES:

4 Pavlovas (las venden en tiendas gourmet y algunos supermercados)

100 gr Leche condensada

Zumo de medio limón

SECUENCIA DE PREPARACIÓN:

Batir la leche condensada y agregar poco a poco el zumo de limón sin dejar de batir. Conseguirás una textura firme y aireada. Rellena las pavlovas con la crema, y decora con una rodaja de limón, kiwi o una hoja de menta. La crema de limón no queda nada de mal con fresas, así que también puedes ponerle alguna.

Y si quieres hacer las pavlovas de forma artesanal mira la receta que pronto publicaré de Merengue seco al horno.

Fondue de chocolate

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La fondue de chocolate es una de esas preparaciones con las que nunca quedas mal. La puedes utilizar para un cumpleaños de niños, una fiesta entre amigos o una cena romántica. La preparación es facilísima y la puedes hacer con antelación.

INGREDIENTES

200 gr de chocolate.

200 gr de nata (crema).

Un toque de vuestro licor favorito.

SECUENCIA DE PREPARACIÓN

Trocear el chocolate. Poner la nata en una cacerola pequeña y calentar poco a poco, no necesita hervir… Cuando la nata ya esté caliente poner en ella el chocolate troceado. Remover para que se derrita por completo y retirar del fuego. Agregar  una  cucharada de algún licor. Si lo vamos a utilizar de inmediato, debemos esperar a que se temple, cuando está muy caliente no cubre bien las fresas (frutillas). También podemos prepararlo por la mañana o el día anterior y cuando lo utilicemos le damos 30 segundos en el microondas, removemos y continuamos  así, hasta que esté tibio y vuelva a tener la textura cremosa que necesitamos.

Para untar en la fondue de chocolate, puedes tener: tozos de fruta (fresas, plátano, etc), nubes (marshmallows), galletas, biscochos, neulas (cuchuflis), etc.

Rocas de chocolate

Esta preparación es muy simple, ideal para aprender un poco de técnica y no complicarnos la vida. Como veréis necesitamos pocos ingredientes, ensuciamos poco y el resultado está de maravilla.

Conocí las rocas de chocolate en el “Taller de postres i pastisseria per fer a casa” que dió Josep María Ribé MMACE 2005 (Mejor Maestro Artesano Chocolatero Español) en el Forum Gastronomic de Girona, España. Me asombra gratamente, que una persona con tanto nivel busque cosas tan sencillas para que la gente entienda y aprenda a tratar al chocolate.

En esa oportunidad Josep María las realizó con piel de naranja confitada. Cuando quise hacer las rocas en casa, no tenía naranjas y probé con limón, todo un acierto!!!

La técnica: Templado del chocolate.

Sé que suena profesional y difícil, pero ahora veréis que esto puede simplificarse mucho… El templado (explicado de la manera más fácil que se me ocurre) no es más que el procedimiento nos permite llevar al chocolate a distintas temperaturas para que podamos moldearlo a nuestro gusto y conserve su textura y brillo original. Es necesario templar el chocolate sólo cuando necesitamos darle forma, como en bombones o decoraciones. Para hacer trufas por ejemplo, solo fundimos, no templamos…

La manera más fácil de templar ( y aquí viene la parte en que vosotros diréis y eso era??? ) es separar para fundir a baño maría 2/3  del chocolate, cuando ya esté fundido agregarle el 1/3 restante para que se funda con el calor del primero, volver al baño maría un instante y ya esta! Hemos conseguido hacer pasar al chocolate por las temperaturas que necesitaba para cristalizar correctamente.

Para los que queráis ser más profesionales y tengáis termómetro en casa, 2/3 del chocolate se funden a 50ºC, al agregarle el 1/3 restante baja a 28-29ºC y luego se hace que la mezcla alcance 32ºC aprox. Así Alfa, Beta, Beta II y Gamma quedarán contentos y felices.

Ahora que ya sois unos expertos, preparad estas Rocas.

INGREDIENTES para 40 unidades.

200g de chocolate (mínimo 52%)

3 tazas de una mezcla de cereales del desayuno, frutos secos, pasas, trozos de galletas… lo que tengáis en casa.

1 limón (de su piel, sólo la parte amarilla,  cortada muy delgada y también utilizaremos el zumo)

2 cucharadas de azúcar

SECUENCIA DE PREPARACIÓN:

 

Mezclar en las proporciones que os apetezca los cereales de distintos tipos y los frutos secos.

Templar el chocolate  -que bien suena!- como se ha descrito anteriormente.

 

Poner en una olla o sartén pequeñito las dos cucharadas de azúcar, con el zumo y la piel del limón y hervir hasta que se confite la piel.

Es muy rápido y no debe caramelizar así que atentos…

 

Ahora mezclar el chocolate con los cereales y la piel de limón. Revolver bien.

 

Formar las rocas sobre papel de horno o placa de silicona.

Dejad que la naturaleza actúe y el chocolate se volverá a endurecer y seguirá siendo crujiente y brillante.

 

 A disfrutar!!!

Os dejo el enlace de Josep María para que veáis su web http://www.josepmariaribe.com/

Oui Oui

Oui Oui -Online Concept Store-

PicMonkey Blog

Tutorials, Tips and News from Your Favorite Photo Editor

El Agua a la Boca

Gastronomia Chilena, cocina mestiza y viajera / Gastronomie chilienne, métisse et voyageuse!

El sofa amarillo

diseñamos momentos

Baker Bettie

baking science, techniques, and recipes

Mirándola

Fantasy cakes & cookies.

El Oso con Botas

Disfruta de deliciosas recetas de cocina y repostería en El Oso con Botas. Además, encontraras fotos del paso a paso y muchos consejos que te ayudarán a prepararlas.

LA VIDA Y SUS DETALLES

- Apología De Las Pequeñas Cosas -