Cebiche de salmón al estilo peruano

Me encanta el cebiche!!! es uno de mis platos favoritos, su acidez tan característica me fascina y sólo pensar en él hace que empiece a salivar, soy una cebiche-adicta, lo confieso.
Además de su sabor, me encanta lo versátil que es, ya que puedes ofrecerlo como entrada o para un picoteo acompañado por galletas saladas o crujientes rebanadas de pan doradas al horno.
Pese a lo que podríamos imaginar el cebiche trasciende nuestras fronteras. He conocido a ecuatorianos que dicen que su cebiche es el mejor del mundo y peruanos que también creen que el de su país es el mejor…  y para que decir nosotros!!! pero como yo soy definitivamente más de ese tipo de personas que “comen de todo y son felices” que las que “no prueban y pelean”, me aparto de la discusión por la denominación de origen para invitarlos a probar un cebiche distinto al que estamos acostumbrados; uno con aires de Perú pero con un pescado típicamente chileno. (en Perú el cebiche se hace de pescado blanco)
Y antes de la receta y como dato importante  debes tener en cuenta que el jugo de limón no cocina, solo cambia el color y el sabor del pescado, pero este sigue estando crudo, por lo que siempre es recomendable utilizar un pescado que haya sido congelado, así se eliminan los anisakis, unos parásitos, como hilos blancos, que viven en la carne del pescado y sólo la congelación o la cocción completa los eliminan.
INGREDIENTES
carne de un salmón mediano, sin piel y sin espinas.
4 cebollas moradas cortadas en pluma
hojas de cilantro
200 gr de choclo cocido
una taza de jugo de limón aproximadamente
1 jengibre pequeño pelado y troceado
2 ó 3 dientes de ajo pelados
condimentos: sal, pimienta y aceite
un par de hojas de lechuga para la presentación
SECUENCIA DE PREPARACIÓN
Corta la carne de salmón en tiras delgadas y resérvalas en el refrigerador.
Para que la cebolla no esté tan fuerte déjala ya cortada unos cinco minutos con abundante sal y luego lávala bien.
Tritura con un turmix o juguera el jengibre, el ajo y el jugo de limón, pásalo por un colador. Agrega el líquido sobre la carne del salmón, incorpora las hojas de cilantro, el choclo y la cebolla. Deja que se marine por lo menos dos horas. Agrega los condimentos a gusto.
Debo señalar que luego de una extensa conversación con un amigo peruano, debería ser mucho menor el tiempo de marinado, y que la cebolla en Perú se pondría unos 5 ó 10 minutos antes de servir el cebiche, para que mantenga su textura… pero bueno, todo esto va por gustos
Prepara los recipientes en los que servirás el cebiche usando como base unas hojas de lechuga  (y esto sí que lo hago solo porque es típico de Perú, aunque a mi no me guste nada). Y sobre la lechuga, el cebiche maravilloso…
Por cierto, no le tengas tanto miedo al anisakis y congela antes el pescado unas 24 horas!
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. eddo

     /  13/06/2013

    me gusto la forma de exponer la receta…… ideal para hacerla

    Responder
  2. Muy rica combinación de este ceviche!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Oui Oui

Oui Oui -Online Concept Store-

PicMonkey Blog

Tutorials, Tips and News from Your Favorite Photo Editor

El Agua a la Boca

Gastronomia Chilena, cocina mestiza y viajera / Gastronomie chilienne, métisse et voyageuse!

El sofa amarillo

diseñamos momentos

Baker Bettie

baking science, techniques, and recipes

Mirándola

Fantasy cakes & cookies.

El Oso con Botas

Un viaje de recetas de cocina y repostería de ida y vuelta al mundo de la cocina, sus secretos, sus maravillas y sus alegrías.

Mix and Match

Keep Calm and Get Inspired

Secrets in my Shoes

A lifestyle blog by Desirée Heranz

LA VIDA Y SUS DETALLES

- Apología De Las Pequeñas Cosas -